Leucocitosis digestiva

by in Estética 27 marzo, 2019

¡Hola! ¿Qué tal estás?

Llevo varias semanas queriendo escribir un poquito sobre la leucocitosis digestiva. Por eso estoy aquí, en mi lugar favorito de mi hogar, donde recibo el sol y me llena de energía para inspirarme y llegar a ti.

Este verano en el retiro de Menorca… cada día teníamos unas actividades.

Una de ellas fue hablar sobre los crudos y qué creaban en nuestro cuerpo. ¡Me encantó!

Me encantó descubrir que en los años 30, un doctor ya investigó sobre lo que hacían en nuestro cuerpo y lo que no.

Hace un par de semanas hablé de porqué antes de mis comidas siempre consumía una buena ración de crudos. Para intentar evitar la leucocitosis digestiva.

En este artículo quiero hablarte un poquito más sobre lo que yo he leído y los beneficios que tiene si consumes gran parte de crudos en cada comida.

¿Qué es la leucocitosis digestiva?

Leucocitosis es el nombre que se le da al exceso de glóbulos blancos en nuestro cuerpo.

Los glóbulos blancos son los encargados de defendernos de bacterias o patógenos que el cuerpo detecta como amenaza para nuestro organismo.

En 1846 se descubrió que esto ocurría cuando comíamos, y que era algo normal ya que le ocurría a todo el mundo y era llamado leucocitosis digestiva.

Pero en los años 30, el Doctor Paul Kouchakoff descubrió que esto no ocurría siempre.

Que los alimentos crudos o muy poco cocinados, no generaban en nuestro cuerpo leucocitosis y los cocinados a temperaturas muy elevadas sí.

Se realizó un estudio donde compararon a una persona comiendo una fruta en su estado más natural y otra comiéndola cocinada al horno. La persona que había consumido la fruta en su estado más natural (y cruda) al extraerle sangre había un recuento de leucocitos de 7.000 por milímetro cubico. Sin embargo, la persona que comía la fruta cocinada al horno, en la analítica se extrajeron 14.000 leucocitos por milímetro cubico.

Obviamente, no puedes comer todo crudo. Por ejemplo, un filete de ternera o de pescado es algo desagradable. Pero sí debes tener en tu plato al menos el 80% de alimentos crudos o cocinados a muy baja temperatura.

¿Pero y por qué es tan importante esto? ¿Qué más dará que mis glóbulos blancos aumenten?

El sistema inmunitario debería actuar como defensa cuando nota un patógeno, bacteria o algo dañino para nuestro organismo o incluso células que se estén volviendo cancerosas. Pero si cada vez que comes se activa, al final a la larga se crea un desgaste de energía y de recursos. Lo que implicará a su vez una merma en el organismo y que tu organismo vea como normal algo de lo que tiene que defenderse. Perderemos vitalidad y con ello pueden llegar enfermedades, envejecimiento prematuro, desordenes en el sistema nervioso…

En los años 30, cuando el Doctor Paul Kouchakoff estudió e investigó sobre esto, obtuvo cuatro descubrimientos por los que se activaba la leucocitosis, según la reacción que tenía la sangre.

1.-Un alimento crudo no producirá aumento de glóbulos blancos.

2.- Los alimentos comunes cocinados producirán leucocitosis.

3.-Los alimentos cocinados a presión producirán mayores leucocitosis que los alimentos no cocinados a presión.

4.- Los alimentos manufacturados son los más dañinos, tales como el vino, vinagre, azúcar blanca, jamón.

¿Cómo podemos evitarlo?

  • Como he mencionado antes, que al menos nuestro plato tenga el 80% de alimentos crudos.
  • Cocinando los alimentos a menos de 100º C.
  • Comiendo los alimentos calentados a menos de 42ºC.

Al menos esto, ha demostrado que no produce leucocitosis digestiva.

Por eso, soy tan fan de las ensaladas. Me alimentaría con ellas toda la vida 😛

Espero que te sirva y te aporte esta última entrada.

Si te ha gustado y te apetece que te lleguen todas las newsletter de la semana, de reflexiones, noticias y recetas que solo a los suscriptores les llega… Te invito a suscribirte un poquito más abajo.

Además, te adelanto que el Martes 2 es mi cumpleaños. Por lo tanto, tengo en mi cabeza celebrarlo contigo y dejarte el miércoles una newsletter con dos regalazos para ti.

Quedo a tu entera disposición.

Un besazo enorme y lleno de salud.

Laura Hiraldo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Asumo que estás de acuerdo con ello, pero tienes la opción de desactivarlas si lo deseas. más información aceptar más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar